Av. Cañoto Esq. Rafael Peña, Clinica Niño Jesús Piso 3 | Telf: 3 3366969
Otoplastia con hilos y sin cirugía

Otoplastia con hilos y sin cirugía

Los procedimientos que modifican el aspecto de las orejas pueden realizarse de forma invasiva o no invasiva y la otoplastia con hilos es una forma de modificar los cartílagos de las orejas sin dejar cicatrices. Para ello se utiliza una técnica de microcirugía que proporciona unos resultados inmejorables.

Otoplastia con hilos

La forma de realizarla es mediante micro incisiones sin necesidad de tener que suturar en la parte posterior como en la otoplastia quirúrgica. Y esto da un aspecto mucho mejor ya que no deja cicatrices de ningún tipo.

La anestesia es local, sólo es adormecida la zona necesaria y el paciente está consciente en todo momento. Una vez finalizada la intervención puedes irte a casa. Si es en un niño menor de 8 años es posible que tenga que pasar la noche hospitalizado para evitar posibles riesgos posteriores.

Al finalizar la otoplastia con hilos no es necesario vendaje. Cuando te vas a casa no llevas recubrimientos, apósitos o vendajes molestos. Y lo mejor es que no los necesitas en ningún momento. Desde el instante que termina el proceso puedes tener la zona tratada al aire.

Duración

El tiempo que se tarda en realizar es aproximadamente 30 minutos. En algunos casos puede ser algo más de tiempo si hay que realizar otro tipo de modificación. Es sencilla y con anestesia local, y por eso el tiempo es pequeño.

La otoplastia con hilos es para siempre y sus resultados son gratificantes. La forma de realizarla es simple y como no requiere hospitalización puede hacerse muy rápida. No hay listas de espera para quirófanos y pruebas farragosas. Y como es un procedimiento menos complicado hace que el precio de la otoplastia con hilos sea menor. Realmente merece la pena porque es el más económico de todas las otoplastias. Sólo tienes que ir a la clínica y en poco tiempo tienes tus orejas perfectas, sin vendajes y sin apósitos. Simplemente con unas pequeñas fijaciones internas.

Puedes obtener información completa sobre cómo es el postoperatorio de la otoplastia tradicional y así puedes comparar y sacar tus propias opiniones sobre si merece la pena realizarte la corrección de orejas sin cirugía.

Para quién está indicada

Para todas aquellas que tienen las orejas grandes, prominentes y de soplillo. Los individuos que se sienten incómodos por el tamaño y su forma y desean mejorarla.

Las orejas de soplillo pueden corregirse con diferentes técnicas. Hay alternativas a la cirugía. Si el tamaño del cartílago es grande y no permite moldearse hay que acudir a la operación de orejas que necesita puntos de sutura pero es posible realizarla sin cicatrices. Si no es así, está la posibilidad de la otoplastia con hilos. También conocida como sin cirugía.

Este tipo de técnica es practicable casi en la totalidad de los casos. Sólo hay un pequeño porcentaje que debe pasar por el procedimiento de la operación de orejas de siempre. Casi el 98% de las personas pueden beneficiarse de las ventajas de la otoplastia sin cirugía y de una recuperación rapidísima.

Además tiene menos dolores y molestias al no existir incisiones grandes. Es más cómoda y llevadera. Existe la posibilidad de realizar pequeñas correcciones en los casos que no hay unos resultados del todo satisfactorios.

Alternativas a los hilos para las orejas de soplillo

A pesar de ser la forma más económica de corregir algunas anomalías en las orejas sigue siendo un procedimiento que cuesta entre mil y dos mil euros. Esto hace que muchas personas lo tengan accesible pero otras no. Lamentablemente esto sucede, y parte de la responsabilidad la tiene la seguridad social al no cubrir este procedimiento que mejora la calidad de vida de muchas personas.

Es tan sencillo como juntar un poco cada oreja hacia la cabeza. Tan sencillo y tan simple que asombra los resultados y las ganancias que tienen los niños y adultos que ven cómo el estado actual no les agrada en absoluto. Así que hay algunas alternativas.

Una de ellas es la llamada “otoplastia sin cirugía“, y consiste en unos adhesivos que se sitúan justo detrás de cada oreja. Este hace de sujección hacia atrás, pega el cartílago y provoca que sobresalga menos. Las orejas de soplillo ahora se ven menos prominentes y la persona que los lleva se siente mejor. Esta forma de corregirlas es menos costosa y tiene resultados que tampoco están mal. No son iguales que los que hemos explicado pero pueden satisfacer, al menos durante un tiempo.

Evidentemente con un adhesivo especial las orejas grandes siguen siéndolo y la forma de las que son desiguales también. No modica la estructura pero sí junta los cartílagos, algo que corrije las orejas hacia afuera.

Lo normal es utilizar esta forma durante un tiempo. Cuando la persona no está del todo segura de si los resultados de la otoplastia serán satisfactorio, o tiene cierto miedo a la cirugía o desconoce los beneficios que pueden otorgarle los hilos para modificar sus orejas.

La pega es que tiene desventajas. Al ser un adhesivo necesita un químico para pegar. Generalmente, todos los tipos de pegamento que se utilizan para la piel terminan produciendo alergias y molestias. Irritación y picor. Así que los que al principio funcionan bien con el tiempo pueden empezar a ser rechazados por la propia piel. Así que al final, no queda más remedio que acudir a la operación de orejas o a los hilos para realizar la correción permanentemente.

Ventajas de la otoplastia con hilos

  • No deja cicatriz.
  • No es invasiva o muy poco.
  • Necesaria anestesia local.
  • Es ambulatoria.
  • Resultados muy naturales.
  • No hay sangrado.

La forma de realizarla es mediante micro incisiones sin necesidad de suturar en la parte posterior como en la otoplastia tradicional. Y esto da un aspecto mucho mejor ya que no deja cicatrices de ningún tipo.

La anestesia es local, sólo es adormecida la zona necesaria y el paciente está consciente en todo momento. Una vez finalizada la intervención puedes irte a casa. Si es en un niño menor de 8 años es posible que tenga que pasar la noche hospitalizado para evitar posibles riesgos posteriores.

Al finalizar la otoplastia con hilos no es necesario vendaje. Cuando te vas a casa no llevas recubrimientos, apósitos o vendajes molestos. Y lo mejor es que no los necesitas en ningún momento. Desde el instante que termina el proceso puedes tener la zona tratada al aire.

Fuente: acidohialuronico.org

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú
Call Now Button
Escríbenos ! whatsapp