Para información general y cotizaciones use el formulario de contacto rápido

   
     Llame hoy: (591-3) 3366969 Clínica Niño Jesús
Tap To Call

Lipoescultura o Lipoaspiración   arrow

La Lipoescultura es una técnica u operación de cirugía estética para eliminar los depósitos de grasa entre la piel y el músculo, consiguiendo una mejora en el contorno corporal de forma permanente. Se puede realizar en diferentes zonas del cuerpo como el abdomen, piernas, brazos, nalgas, rodillas, papada e incluso el pecho masculino.

El procedimiento es sencillo, este consiste en el uso de una cánula que se inserta a través de la piel mediante una pequeña incisión colocada en la zona que se desea tratar y esta va eliminando la grasa localizada de la zona seleccionada.

Casos Clínicos

Lipoescultura

La lipoescultura o lipoaspiración es una cirugía cuyo objetivo es la reducción del volumen de grasa corporal en áreas localizadas, dándole al paciente un mejor contorno corporal. Aunque muchos piensen que la lipoescultura se realiza con el fin de perder peso, el cambio más grande se da en la silueta y no en la balanza.

Los mejores resultados de la lipoaspiración son obtenidos cuando el paciente presenta gordura localizada. Cirugías en áreas muy extensas y de grandes volúmenes tienen una mayor probabilidad de dejar irregularidades.

En el caso de la lipoescultura, parte de la grasa aspirada se inyecta en las áreas que necesitan un mayor relleno (glúteos, arrugas del rostro, etc.).

El tipo de anestesia dependerá del área a ser operada y del volumen de grasa a ser lipoaspirado. Puede ser desde anestesia local, local con sedación, peridural/raquidiana o general.

Durante el primer mes después de la lipoaspiración el paciente mejora notablemente del edema y ahí es cuando se nota el endurecimiento del área operada. Esto se debe a la cicatrización interna. Este endurecimiento mejora progresivamente durante el segundo y tercer mes. Época en la cual ocurre una mayor retracción de piel. Se debe usar una cinta elástica por un mes y medio y se recomienda el drenaje linfático y ultra son a partir del 7º día de la cirugía para acelerar la recuperación, y reducir la hinchazón y endurecimiento.